Todos tenemos un familiar o conocido que no sufre de enfermedades, ¡nunca! ¿Cuál será su secreto? Lee más y entérate de cuáles hábitos te pueden ayudar a estar lejos de las enfermedades.

1. Toma vitamina C

No esperes a tener una gripe de las que te deja en cama por días para empezar a tomar vitamina C. Cualquier mínimo cambio de temperatura te puede llevar por el camino de la nariz que gotea eternamente. Al mínimo síntoma, consume vitamina C. ¿Eres olvidadiza? Cómpralas en su versión masticable y consérvalas en la cartera o estuche para que las recuerdes.

2. Duerme más

Nuestro sistema inmunológico se debilita cuando no descansamos lo suficiente. Somos como una máquina que trabaja continuamente: date un espacio para consentirte, descansar, dormir lo suficiente. ¡Hay que reponer energías!

3. Mentalízate

No es misticismo, está comprobado científicamente que somos lo que pensamos. Procura que tu discurso interno sea siempre positivo, la manera en que nos tratamos a nosotras mismas incide directamente en nuestra salud. Piensa como una persona saludable, ¡arriba ese ánimo!

4. Reduce el estrés

Sabemos que es imposible no estresarse ni una sola vez al día, pero desconectar nuestra atención de las cosas que nos alteran reduce considerablemente nuestras probabilidades de enfermarnos. Lee, medita, sal a dar un paseo, juega con tus mascotas, haz lo que mejor te haga sentir, pero drena toda esa energía.

También puedes leer: ¿Por qué se dice que el estrés facilita la aparición del cáncer?

5. Haz ejercicio

Según un estudio del Journal of Sport and Health Sciencehacer ejercicio fortalece el sistema inmunológico, mejora nuestra capacidad pulmonar y por ende nos ayuda a evitar enfermedades respiratorias. Además sirve para disminuir el estrés, vernos y sentirnos bellas.