READ IN ENGLISH

Actualmente son cada vez más las personas que recurren a cirugías bariátricas como una resolución efectiva para perder peso de manera. Lo que me hace preguntarme… ¿El bypass gástrico es realmente una solución definitiva?

La obesidad es actualmente considerada una de las enfermedades que sufre un alto porcentaje de la población a nivel mundial. Las personas con sobrepeso, consiguen difíciles crear los hábitos saludables en sus costumbres alimenticias y por eso recurren a segundas opciones que los ayuden a vivir una mejor calidad de vida desde todo punto de vista.

Ahora bien, la pregunta que vamos a intentar resolver hoy, es si el bypass realmente representa una solución viable para aquellos que tienen malos hábitos alimenticios y fuerza de voluntad. ¿O es sólo una moda que está siendo comercializada como la solución final a esos kilitos de más? Para poder responder esto, debemos conocer qué es la operación, sus beneficios y finalmente si es una solución viable para tener una mejor calidad de vida.

bypass gastrico

¿Qué es el bypass gástrico?

El bypass gástrico, un tipo de cirugía bariátrica (cirugía para adelgazar). Se trata de un procedimiento quirúrgico que altera el proceso de digestión y que se utiliza principalmente para la obesidad mórbida. El mismo es un procedimiento reductivo (reduce la capacidad del estómago) y mal-absorsivo (reduce la absorción de nutrientes).

¿Quiénes podrían hacerse esta operación?

Si eres una persona que tiene un IMC (Índice de Masa Corporal) mayor de 40 y menor de 54, picas entre horas, comes compulsivamente y necesitas dulces con frecuencia y de forma descontrolada, deberías considerar este tratamiento para adelgazar. La operación se realiza como última opción para personas que ya han tenido varios intentos de dieta fallidos, cuya fuerza de voluntad flanquea y la ansiedad se sobrepone en su vida constantemente.

¿Qué beneficios tiene a nivel de salud?

El bypasss gástrico no sólo consigue disminuir el tamaño del estómago para que se disminuya la ingesta de alimentos, sino que también consigue eliminar el apetito. Es decir, la técnica tiene una eficacia reconocida no sólo sobre el metabolismo de la persona sino también sobre sus niveles de apetito y ansiedad.

También es una manera de combatir definitivamente la diabetes, el colesterol alto, la hipertensión, los dolores articulares y todas las complicaciones/enfermedades que puede desarrollar una persona con obesidad mórbida.

Lee también: Dieta para regular la hipertensión y el colesterol alto

NO EXISTE LA MAGIA. LA OPERACIÓN ES SÓLO EL PRIMER PASO

Las personas que se someten a este tipo de cirugías deben estar tener un equipo de apoyo que involucra a psicólogos, porque el proceso debe ser mental. El éxito de la operación dependerá únicamente si el paciente se compromete a tener un nuevo estilo de vida muchísimo más saludable.

Después del bypass gástrico es imprescindible tener una dieta alta en proteínas, con equilibrio para garantizar la adecuada ingesta de ingredientes en el cuerpo. Igualmente se debe hacer ejercicio para mantener los músculos activos, llenos de fuerza y vitalidad.

¿Es una solución?

Parcialmente, y luego de haber probado por un largo período de tiempo las soluciones más naturales que involucran un cambio en la nutrición y la incorporación del ejercicio. ¡Con la operación vas a tener que hacer dietas incluso más fuertes! Vas a renunciar a alimentos, vas a renunciar a bebidas, vas a renunciar a muchísimas cosas que capaz más nunca vayas a poder volver a comer.  Todo cambio implica sacrificios, ya sea haciendo dieta sola, o haciendo una dieta bariátrica.

Debo hacer hincapié en que la operación no incluye una “operación de cerebro” y que el cambio de la mentalidad de gordito debe ser inmediato una vez que se toma la decisión de hacerte este tipo de operaciones.