Hoy es domingo y lo único que se me ocurre pensar es en el tiempo y la experiencia que llevo blogueando.

Ya cumplí siete años con este blog.

WOW, qué experiencia he ganado.

Más de una vez he querido tirar la toalla pero ha sido el amor por mi misma y el amor de los demás hacia mi lo que me ha permitido seguir adelante, inclusive en los días donde la luz ha sido muy pequeña.

Todas las experiencias de la vida me han llevado a esta conclusión: Con amor todo, sin amor nada.

El amor por las letras, por ustedes los que me leen, el amor por mi familia y por mi pareja.

Quizás en mi pequeño universo tengo fe de ayudarte de alguna manera, de alumbrar tu camino y darte un poquito de amor, del mío, de ese que sólo yo te puedo dar.

Feliz domingo, comparte este artículo con alguien que AMAS.