también son súper saludables

READ IN ENGLISH

¿Sabías que la palabra “Pumpkin” fue introducida por primera vez en la película del cuento de hadas “La Cenicienta”? Esta dulce fruta (Sí, las calabazas son consideradas frutas), está llena de sorpresas y beneficios tales como: vitaminas A, B y C, minerales como el Zinc, Calcio, Magnesio, Hierro y Potasio.

#PumpkinMania

Las calabazas no sólo se transforman en carrozas

La Medicina Positiva nos revela los secretos que la Hada Madrina no nos quiso contar…

Bajar de peso. Es una excelente fuente de fibra esencial para la pérdida de peso. También es baja en calorías y le proporciona la sensación de llenura durante mucho tiempo.

Antidiabéticos. Las semillas de calabaza ayudan a mejorar los niveles de insulina, previniendo complicaciones relacionadas con esta enfermedad.

Protección de la piel. Las potencias neutralizantes de radicales libres de los carotinoides presentes en calabazas de color naranja ayudan a prevenir el cáncer de piel y a mantener la piel libre de arrugas.

Por supuesto, esta maravillosa fruta, no se queda fuera de la medicina casera. Si llegase a aparecer una manchita en tu piel, con tal solo agarrar un puñito de semillas de calabaza, tritúralas junto con aceite de oliva y mezclarlas con leche y miel, quedará una pomada que simplemente deberás untar y se habrá ido como por arte de magia.

Y como toda princesa cuida a su príncipe, aquí uno de los beneficios principales de la calabaza para ellos:

Próstata sana. Las calabazas son una rica fuente de zinc, fundamental para su cuidado. Además reduce el riesgo de cáncer de próstata.

Cenicienta y su Hada Madrina dejaron de ser las únicas en conocer el secreto de la calabaza, ahora tu también podrás usarlo y sin miedo que el efecto desaparezca a las 12 a.m…