La moda de los pantalones rasgados lleva tiempo, y está para quedarse un rato más. Todos nos acordamos que surgió en un principio con los rockeros, como un look desarreglado, y que ahora se ha llevado hasta los Fashion Weeks. Lo divertido de esta tendencia es que se puede volver completamente ecológica pensando en reutilizar ese par de jeans viejos que ya no te gustan.

En este post te daré el paso a paso para reformar tus pantalones viejos, de lo aburrido a super trendy.

Paso 1: escoge los pantalones que quieras transformar. Te recomiendo que sean de jean (oscuros o claros) ya que la tendencia tiene que ver con este tipo de telas gruesas donde es más notable el detalle de rasgado.

Paso 2: con una tiza dibuja rayas donde quieras que estén los rasgados. Las rodillas, el medio muslo y por debajo de la rodilla son los lugares más comunes para cortar y romper los jeans. Hazlo medianamente pequeño, pero visible. Recuerda que mientras más posturas y lavadas tenga es probable que aumente de tamaño el hueco.

Paso 3: puedes hacer líneas, cuadro, equis. El diseño va completamente de tu lado creativo.

Paso 4: Necesitarás una lija de madera, rallador o piedra pomex. Pon un trozo de manera por dentro de los jeans mientras utilizas la herramienta de tu escogencia, esto te servirá de apoyo para desgastar la tela sin problemas.

Paso 5: rebaja la tela. Siempre he pensado en este paso como “el lijado”. Tal cual suena, vas a lijar o limar la tela hasta que consigas desgastarla

Paso 6: Con un exacto o cortador fino, haz cortes delgados y filos en la tela desgastada. La cantidad y diseño van de la mano con el resultado que quieras para tus pantalones.

Paso 7: con unas tijeras puedes cortar la tela, y utilizar los bordes la misma para tirar de los hilitos que quedan sueltos.

Paso 8 (adicional): si quieres darle un toque envejecido puedes utilizar cloro para blanquear algunas partes de tu pantalón.