Por primera vez, este 21 de Junio de 2015 se va a celebrar el día internacional del yoga. Un espacio para celebrar sus beneficios que desde antaño han mejorado la salud física, mental y espiritual de todos quienes lo practican.

Sentir el aire por dentro y fuera, genera un efecto relajante que además de ponernos en paz con nosotros mismos, nos aporta ejercicios de tonificación para nuestros músculos, mientras garantizamos la estabilidad de la mente y del espíritu.

Practicar yoga hará que aumente tu fuerza, resistencia y flexibilidad, gracias a los estiramientos que se hacen durante las sesiones y clases. Ayuda  también con la postura y la circulación sanguínea. En general, beneficia a la salud corporal porque genera estabilidad glandular, relajación profunda que te despegan del estrés diario y que te hace entrar en paz.

No solo eso, las posturas de yoga profundizan la concentración, lo cual mejora nuestra memoria y focaliza nuestra atención. Su práctica constante le da estabilidad emocional a nuestra vida, paz, autoreconocimiento; y genera un desarrollo integral de la mente que mejorará con creces tu autoestima.

Dale una vuelta a tus problemas al practicar yoga, pues fortalece la libertad y sabiduría del cuerpo y la mente, aportando una calma para pensar dos veces tus problemas.

¿Qué esperar para practicarlo y entrar en armonía? Ommmm…