Si queremos ir lejos, la ambición nos empujará a trabajar por nosotros mismos. Si queremos lograr el éxito, la humildad es lo que nos abrirá las puertas.

Ser humilde es saber reconocer nuestras fallas, nuestras virtudes y las virtudes de los demás. Aplicar la humildad en nuestra vida y dejar el ego a un lado nos evita roces, problemas y abre nuestro punto de vista hacia nuevas ideas y maneras de ver la vida.

También puedes leer Sé positivo, paciente y persistente.

No somos mejores que nadie, y nadie es mejor que nosotros.

¿Cómo ser más humilde?

  • Aprende a reconocer las virtudes de los otros, diles lo que hacen bien, lo que te gusta de su personalidad o lo que hacen mejor que tú.
  • Deja el ego de lado y abre tu mente a APRENDER. Deja que los demás te enseñen, acepta sugerencias y toma todo lo bueno que la gente quiera aportarte. Por supuesto, tú decides cuál de esos consejos aplicarás en tu vida.
  • Sé modesta, sin disminuirte o dejar de reconocer lo bueno de ti. Me refiero a que no hagas las cosas solo esperando reconocimiento, hazlas porque quieres un bien, sea para ti o sea para los demás.