A veces creemos ser sabios… Creemos saberlo todo, haber conocido todo, y estar preparados para todo… ¿Pero cómo llegamos a la sabiduría?

No es sabio el que más conoce, sino el que más escucha. La sabiduría pareciera ser entonces un estado de madurez, más que un estado de conocimiento, donde la experiencia y el escuchar atentamente hace efecto sobre la parte cognitiva de nuestro cuerpo, produciendo consejos llenos de profunda meditación y astucia.

Conocer es ser conocer, saber es ser sabiondo, escuchar atentamente y validar con tus experiencias previas es de sabio. Hoy te comparto esta espectacular frase de Doug Larson.

¿Qué te parece?