READ IN ENGLISH

El agua es parte de nuestro día a día, y es vital para mantenernos hidratados y en general saludables… sobre todo cuando tenemos calor y tendemos a la deshidratación. ¿Tomas suficiente agua? Averígualo aquí.

Es cierto que la sed no se puede quitar con un jugo o una gaseosa. No hay nada más refrescante y rico que un vaso de agua para sentir a nuestro cuerpo muchísimo más saludable y limpio.

Si notas algunas de estas 8 señales es que no tomas suficiente agua ¡Y debes tomar acciones para recuperar tu vitalidad!

  1. Tienes la boca seca: es el más evidente, porque sientes la necesidad de tomar agua con urgencia. El agua lubrica tu boca y garganta lo que es una solución a la falta de humedad de esta zona.
  2. Sientes los ojos secos: y esto sucede por la falta de humectación en los lagrimales de tus ojos. Si tienes los ojos rojos, bebe agua.
  3. Tu piel está reseca o no estás sudando: la elasticidad de la piel se mantiene con humectación natural. Cuando estamos deshidratados nuestra piel se ve afectada y reseca. ¡Sudar es saludable! Si no estás sudando implica que tu cuerpo no tiene agua para expulsar toxinas y termo regularse. ¿La solución? Toma agua.
  4. Articulaciones dolorosas: tu cuerpo está compuesto de agua en un 80%, y en las articulaciones es vital para mantener elásticos y saludables las uniones entre nuestros huesos. Mantenerte hidratada ayuda a tus articulaciones a recibir mejor los impactos.
  5. Disminuye tu masa muscular: y esto no es nada bueno. ¡No tomas suficiente agua y tus músculos lo sienten! Bebe agua antes, durante y después del entrenamiento. Esto reduce dolor e inflamaciones relacionados al ejercicio.
  6. Te sientes cansado constantemente: si no tomas suficiente agua, el cuerpo se hidrata con el agua que está en tu sangre, lo cual produce una falta de oxígeno en tus músculos y órganos causando cansancio.
  7. Tienes hambre constantemente: ¡El cuerpo te ha engañado! No es hambre, es sed. Cuando sientas ganas de comerte tu refrigerador, toma un vaso de agua y espera.
  8. Presentas síntomas de envejecimiento prematuro: tus órganos se comienzan a dañar por la falta de agua… ¡A tomar agua para prevenir la vejez! Mantendrás tu piel hidratada sin arrugas, tus órganos contentos y tu juventud por mucho más tiempo.

Lo mejor que puedes hacer es escuchar a tu cuerpo y ponerte una meta diaria de al menos 2 litros de agua. Funciona muy bien obligarte a tomar agua con un termo de recordatorio, llevar las cantidades anotadas y responder a la sed que tiene tu cuerpo.

Seguramente tras leer esto pienses que no tomas suficiente agua… ¡Y debes comenzar a hacerlo! ¿Por qué no te tomas un vasito de agua ahorita?