Si eres intolerante a la lactosa, o su consumo provoca malestares en tu salud, puedes preparar leches de origen vegetal, que son igual de ricas, nutritivas y suplantan de manera perfecta a la leche de vaca. Ya en el blog he colocado una diversidad de recetas, pero la de hoy es sumamente fácil de preparar con un ingrediente de bajo costo: la leche de arroz.

Disfrutar de esta receta hecha en casa es excelente y muy nutritivo para el organismo. El arroz es un alimento digerible, bajo en grasas y con alto contenido de nutrientes. También tiene beneficios energéticos derivado de su rico contenido en carbohidratos, libre de colesterol y lactosa. A pesar de que no iguala a la leche de vaca en niveles proteicos y de calcio, podemos agregarle vitaminas y minerales naturales a los beneficios de la leche de arroz.

Excelente la para la dieta

La leche de arroz es excelente para adelgazar, además de prevenir problemas cardiovasculares por su contenido de flavonoides. Una taza al día estimula el sistema inmunológico para proteger nuestro cuerpo antes los organismos nocivos.

Receta de la Leche de arroz

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz integral orgánico
  • 8 tazas de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 4 cucharadas de jarabe de arce o de miel
  • Complejos vitamínicos (opcional)

Preparación:

Hierve el agua hasta el punto de ebullición. Cuando el agua esté burbujeando coloca el arroz y baja el fuego a su mínimo nivel. Cocina el arroz durante 3 horas con la olla tapada.

Transcurrido el tiempo, vierte la sal, remueve un poco y aparta la ola del fuego. Deja enfriar un poco y luego lleva a la licuadora hasta obtener una crema muy suave. Toma tu tiempo para procesar todos los granos de arroz.

Añade el aceite de girasol, el jarabel/miel y sigue licuando. Si deseas agregarle calcio o vitaminas, este es el momento.

Cuela el producto obtenido un par de veces y reserva la leche de arroz en frascos muy bien tapados.

Nota: Ten en cuenta que si, una vez preparada, notas que te ha quedado muy espesa, puedes añadirle un poco más de agua sin problema hasta que alcance la consistencia deseada.