READ IN ENGLISH

¡Llegó el verano! Y con esta increíble época de calor y humedad, llega la temporada de playa y piscina como el plan favorito de todos. Es un hecho de la vida que si te gusta nadar, y amas estar en el agua, sabes que todo tu cuerpo se beneficiará menos tu cabello.

Las personas que hacen natación como un deporte de rutina saben de lo que estoy hablando. La piscina es un excelente lugar para hacer deporte, disfrutar y refrescarse… ¡Pero el cloro es un factor que no podemos obviar tan fácilmente! Amamos el agua y odiamos al cloro.

Sólo necesitan un par de días en la piscina para sentir tu piel irritada, tus uñas quebradizas y el cabello completamente seco y dañado. ¡Qué horror!

Aunque el cloro es algo que desinfecta nuestro cuerpo y regula nos niveles de pH, tanto cloro y químicos en la piscina puede generar incomodidades en el nadador.

Aunque la natación sigue siendo uno de los mejores deportes, se debe tener en cuenta el cuidado de nuestro cuerpo para que mantengamos nuestra piel y cabello lo más sano y fuerte posible.

4 Pasos sencillos para proteger tu cabello del cloro

Toma nota de estos 4 sencillos pasos para proteger tu cabello del cloro

  1. Dúchate antes de ir a nadar: Deja que tu cabello absorba agua limpia, antes de poner el pie en la piscina. Esto crea una barrera natural entre tus hebras del cabello y el agua llena de cloro.
  2. El gorro de natación es tu mejor amigo: Nos guste o no, los gorros de natación proporcionan una barrera física ante el cloro. Los gorros de silicón, latex o afines son una excelente opción para cuidar tu cabello de la piscina con cloro.
  3. Lava tu cabello justo al salir de la piscina: ¡Es lo primero que debes hacer! Al salir de la piscina ve directo a las duchas y enjuaga TODO tu cabello, puedes utilizar shampoos hidratantes para darle fuerza de nuevo a su cabello. Apreta todas las hebras y masajea tu cuero cabelludo.
  4. No pases por alto el acondicionador: escoje los que tienen aloe vera que contrarrestan la irritación, tienen vitamina B, fortalecen las hebras y le dan una apariencia mucho más saludable al cabello. Puedes utilizar también aceite de coco y manteca de cacao natural.

NOTA: protege tu cabello con suavidad. Peina de abajo hacia arriba, siendo lenta y paciente para poder desenredar los nudos. No seques tu cabello con excesiva fuerza, ni enrollando tu cabello en una toalla (esto puede romper más tu cabello).