READ IN ENGLISH

La fatiga extrema, el dolor de cabeza y el estrés fuera del horario laboral no es tan normal. Puedes estar sufriendo del síndrome de Burnout sin saberlo. ¡Aquí te digo de qué trata este síndrome, cómo identificarlo y tratarlo!

Cuando sientes que la vida te está drenando la energía sin saber por qué, tranquila… puedes estar presentando síntomas del Síndrome de Burnout. ¿Qué es? Pues sencillamente es el agotamiento físico, mental y emocional que se manifiesta a partir de una tarea que causa mucho estrés en tu cuerpo.

Cuando tienes cargas excesivas en el trabajo, no has dormido bien y tienes poco tiempo para disfrutar de tus amigos, puedes presentar este síndrome. Las manifestaciones del mismo se ven en un cansacio y tristeza crónica, mal humor, frustración excesiva que lleva a un agotamiento TOTAL.

Evidentemente esto se ve reflejado en la falta de proactividad, tu bajo desempeño laboral, irritabilidad, mal humor y dolores de cabeza. ¡Exactamente como tener el cerebro quemado de tanto estrés!

¿Cómo puedes prevenirlo?

Si ves que existen los síntomas antes de llegar al punto de quiebre del cansancio total, toma los siguientes consejos:

  • Administra bien tus tiempos laborales. ¡El trabajo tiene hora! Tu necesitas tiempo para ti, para tus hobbies, tus amigos y tu cuerpo.
  • Descansa al menos 8 horas diarias. Dormir es extremadamente vital para mantener tu cuerpo descansado y saludable.
  • Come frutas que te den altos niveles de energía.
  • Merienda frutos secos a menudo para elevar tu omega 3, y demás vitaminas que mantienen tu cerebro en constante actividad.
  • Come chocolate en pequeñas cantidades, para estimular de manera positiva tu ánimo.
  • Aligera el estrés haciendo algún tipo de ejercicio: yoga, tennis, natación, trotar…

Mejora tu día y tu vida con estos consejitos sencillos. ¡Y recuerda… la próxima vez que estés agotado detente! Toma un tiempo para ti, para respirar de la situación, y despídete del Síndrome de Burnout.