Después de los excesos del verano, algunos kilos de más y mucha ropa ajustada, comenzamos a recordar el porqué del hábito de restringirse saludablemente a alimentar nuestro cuerpo.

Nada tiene que ver con meterse en un plan imposible de dieta, pero si con retomar el equilibrio, bajar el consumo de harinas y azúcar refinada, grasas saturadas, alimentos procesados y alcohol.

Así que para volver todo a su sitio, podemos intentar hacer una buena dieta combinando una porción de los siguientes alimentos.

Dieta Detox para El Otoño

Desayuno: leche desnatada, salvado de trigo, fruta fresca, omelet, pan integral, queso blanco desnatado, jugo de naranja, té verde, yogur, germen de trigo, jamón de pechuga de pavo, galletas de arroz, jugo de toronja, salvado de avena,

Almuerzo: caldo light, ensalada de lenteja con vegetales crudos o cocidos, gelatina light, arroz integral, huevo duro, fruta fresca, milanesa de soya, espagueti oriental, ensaladas, budines, tartas y gratinados light de zanahoria, brócoli, berenjenas, cebolla, calabaza, lechuga, rúcula, etc.

Cena: caldo light, carnes magras al horno, pescados a la parrilla, pechuga de pollo a la plancha, pastel de atún, fruta fresca, vegetales al grille o gratinados light, ensaladas combinada de lechuga, rúcula, tomate, remolacha, papa, alcachofas, espinacas, etc.

TIPOS DE OLLAS PARA QUE PUEDAS COCINAR SALUDABLEMENTE

Merienda: un puñado de frutos secos, queso bajo en grasas, barra de cereal light, fruta fresca, gelatina light, vegetales frescos, huevo duro, yogur desnatado.