El regreso a clases implica de cierta manera “empezar” con un nuevo ciclo: cambios de edificios, franelas, materias, clases. Yo te propongo hoy que empecemos este regreso a clases haciendo una limpieza de cuartos, para comenzar frescos y donar lo que no uses.

Mis papás siempre me decían que el que da, recibe, y es porque eso limpiar tu cuarto – donar las cosas viejas en buen estado – pueden traer consigo muchos beneficios: más espacio para que entre lo nuevo (energías y materiales escolares)

¿Qué puedes sacar del closet?¿Que puedes donar?

  • Ropa que ya no le quede a tus hijos en buen estado
  • Libros viejos que ya no utilicen tus hijos
  • Juguetes: los niños crecen y sus intereses cambian.

¿Qué hacer con lo que ya no usas?

Siempre hay personas más necesitadas que uno que van a apreciar todo eso que ya no uses y que esté en buen estado. Pregúntate si lo que tienes en manos es algo que tu te pondrías si lo necesitaras, y ponlo en una caja de donación.

¿A dónde llevar las cosas para donar?

  • Centros de acopio o donación
  • Pregúntale al párroco de tu comunidad si reciben donaciones.
  • Ve a algún colegio u escuela que haga obras sociales.

Toda la ayuda que des será bien recibida por quienes más lo necesitan. ¡Dar es recibir!