fbpx

Eres de los que todos dicen …

¿Vas a invitar a Claudia?  Es que se pone muy pesada cuando toma.

Pues si, todos hemos sido Claudia alguna vez en la vida. Alguna vez te has pasado de trago y haz hecho el ridículo y al otro día no sabes ni cómo ver a la cara a tus amigos o a tu hermana que te ayudó a abrir la puerta pues no encontrabas dónde meter la llave.

Tranquila, respira. Estas fiestas no tienen por que ser así.

El problema surge cuando ya no queremos parar y no sabemos ponerle límites a nuestro espíritu fiestero que quiere seguir tomando bebidas alcohólicas.

Estos son mis consejos para que las fiestas no se vuelvan un dolor de cabeza, y quitar un poco la atención a tomar tanto alcohol.

1. Disfrutar de las fiestas con consciencia para evitar malos ratos o accidentes, mejor concéntrate en las personas con las que estas porque ellos son tu motivo principal de celebración.

2. Cuando te sientas mareada come porque eso disminuirá los efectos del alcohol, además recuerda el estado en el que se ven las personas muy tomadas y la forma como los ven quienes si controlan el alcohol.

3. Piensa en los peligros si estas manejando y la resaca horrible al día siguiente; esos son motivos suficientes para auto controlarte.

4. Come antes de ir a la fiesta. Tu metabolismo lo agradecerá

5. Trata de diluir la bebida con agua, o más jugo . De esa manera vas a engañar a tu cuerpo con este truco.

6. Conoce tus limites. Yo sé que al segundo vodka, tengo que parar. Saber la tolerancia que tiene tu cuerpo con el alcohol te permitirá disfrutar las fiestas sin que termines abrazada al excusado.

7. Si sientes que debes tomar todos los días, piensa quien eres con y sin el alcohol , analiza y pide ayuda si crees que tienes un problema.

Recuerda la vida es mas que un trago. Siempre hay momentos que disfrutar sin tomar alcohol.