La efectividad de los productos que usamos en el rostro puede verse afectada por el orden en que los aplicamos. Aprende cuál es el orden correcto para tener una piel hermosa.

También puedes leer estos tips para mantener tu piel saludable.

¿Empezamos?

  • Limpia tu rostro con agua purificada  o el limpiador de tu preferencia. Si utilizas agua tibia, contribuirás a que los poros se abran y la piel absorba los productos que apliques después.
  • Aplica el primer o alguna crema de tratamiento específico, por ejemplo una crema anti-envejecimiento o alguna para el acné. Distribuye bien hasta que la piel la absorba.
  • Aplica suavemente la crema para los ojos, menos es más. Para esto te recomiendo utilizar el dedo anular ya que es el dedo que tiene menos fuerza.
  • Ahora aplica una crema hidratante con protección solar. Asegúrate de elegir una adecuada para tu tipo de piel.

La diferencia entre la rutina del día y la de la noche es la aplicación de protector solar en la mañana o si utilizas alguna crema de uso nocturno específicamente.