Nuestra piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, el que acompaña nuestro crecimiento y el que nos delata los años que vamos pasando. Hay muchas maneras de cuidar nuestra piel, es nuestra carta de presentación y su aspecto muchas veces influye en cómo nos sentimos con nosotras mismas. Te quiero compartir 8 tips sencillos para mantenerla saludable, y por ende bonita.

  • Exfoliante semanal: para renovar y lucir una piel más joven debes exfoliarla al menos 2 veces a la semana para remover las células muertas. En el blog tengo varias recetas, pero una sencilla es mezclar una cucharada de miel y una de azúcar, aplicar en movimientos circulares y enjuagar luego.
  • Adiós ojeras: si sufres de insomnio debes tener ojeras constantemente en tu rostro. Para hidratar esta zona prepara jugo de pepino, congélalo durante una hora y luego agrega limón. Tendrás unas compresas que puedes aplicar en trozos en el contorno de los ojos por 15 minutos. Enjuaga con agua fría y aplica aceite de almendras.
  • Manos suaves: este truco es sencillo. En 300ml de agua agrega los pétalos de 2 rosas. Deja reposar dos días y agrega 5 cucharadas de glicerina. Esto será un crema humectante que puedes utilizar para tus manos todas las noches antes de dormir.
  • Piel de porcelana: este truquito es de lujo. Para darle proteínas, aminoácidos, vitaminas y minerales podrías bañarte con agua y leche. Si quieres sumergirte en esta mezcla llena tu bañera y diluye 4 litros de leche en ella, donde te vas a remojar por 20 minutos, y luego enjuágate con agua templada. Otra manera más económica es hacer esa mezcla en zonas específicas como pies o manos. (en menor cantidad).
  • El sol es tu aliado y enemigo: la piel necesita del sol para su vitalidad, pero el exceso de este astro es completamente negativo. Usa protector siempre y cuando te expongas al sol, incluso si no estás en la playa.
  • Piel uniforme: si tienes manchas en la piel puedes cortar una papa a la mitad, y con la parte cortada masajearte la piel. Deja actuar un par de minutos y enjuaga con agua tibia. Este ritual hay que repetirlo todos los días por dos semanas para obtener resultados.
  • Para piel seca: Mezcla 3 cucharas de yogurt natural, una yema de huevo y media cucharadita de miel. Aplica en la zona, deja actuar por 30 minutos y retíralo con agua tibia.
  • Piel grasa: aplasta 7 fresas hasta conseguir una papilla de esta fruta, añade una clara de huevo batida, mézclalo y aplícalo en la piel, luego enjuaga con agua tibia. Esto funciona muy bien para rostros grasos.