READ IN ENGLISH

Sé qué es lo primero que piensan cuando se habla de este producto pero después de la explicación, deberías considerarlo.

La harina de lombriz es un complemento alimenticio orgánico con un alto balance natural de nutrientes perfecto para nuestra alimentación. Su elaboración consiste en un proceso delicado de sacrificio, lavado, secado y molido, para obtener un polvo amarillento, el producto final.

Este producto además de poseer un gran nivel de proteínas, aminoácidos, vitaminas y minerales, también retarda el envejecimiento, alivia fatigas, ayuda a la formación de colágeno, regenera la epidermis y el pelo, entre muchos otros beneficios para tu bienestar físico y mental.

 Estudios al respecto:

Gracias a una investigación de la Universidad Autónoma de Chapingo en México, se estableció que es recomendado para niños y adultos que busquen incluir proteínas a su alimentación, especialmente en casos de desnutrición, lesiones o deficiencias musculares.

En dicho estudio, se realizaron evaluaciones en pan, galletas y tortillas, degustados por alumnos, quienes manifestaron que el producto tiene un sabor rico y agradable, y aunque posee un ligero olor a pescado, desaparece luego de cocinarse.

En el proceso de cocción, la harina perderá propiedades pero con el alto contenido proteico es probable que se compense.

La harina de lombriz es un alimento distinto a lo que podemos estar acostumbradas, pero sus beneficios y aportes a nuestro cuerpo, la hacen candidata perfecta para integrarla en nuestro día a día.

Quizás, después de todo, las lombrices y nosotras si podemos ser amigas.