READ IN ENGLISH

La leche de linaza es una excelente manera de suplir la leche de vaca para probarla en diferentes recetas. Es una bebida sabrosa y muy fácil de preparar, cuyo sabor de asimila un poco a la nuez. Hoy te comparto la receta para que la utilices sola o en batidos.

Para las personas que son intolerantes a la lactosa y celíacos (intolerantes al gluten) esta es una buena opción para tomar leche, obteniendo igual grandes beneficios y propiedades: es rica en Omega 3, ayuda a reducir los niveles de colesterol, reduce la inflamación, reduce la ansiedad, controla la menopausia y fortalece el sistema inmunológico.

Como preparar leche de linaza en casa

También puede interesarte: Prepara leche de coco

Debes saber que a pesar de su aporte vitamínico, es una leche baja en proteínas en comparación con la leche de vaca o soya. Así que si vas a incluir esta leche a tu dieta, asegúrate de comer otros alimentos que incluyan proteínas y nutrientes faltantes.

Para preparar la leche de linaza sigue estos pasos:

Ingredientes

 

  • 2 cucharaditas de linaza entera
  • 1 y 1/2 tazas de agua natural
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla natural
  • Endulzante al gusto (opcional)

Preparación

  1. Remoja la linaza en 1 taza de agua por 6 u 8 horas, de esta manera harás más fácil la obtención de sus nutrientes.
  2. Licúa la linaza remojada con media taza de agua adicional, el extracto de vainilla, endulzante de tu preferencia (stevia o miel)
  3. Si deseas una textura ligera, pasa el licuado por un colador. Si prefieres la textura grumosa obtendrás mucha más fibra.