READ IN ENGLISH

¿Llegó la hora de tu almuerzo? Antes que lo empieces, tómate cinco minutos para leer los ocho errores que de seguro has cometido durante toda tu vida cuando vas a comer. La clave está en darse cuenta la próxima vez que los vayas a hacer por hábito.

Es impresionante. Probablemente alguna vez en tu vida habrás cometido estos errores al comer.

1) ¡No comas tu almuerzo en menos de dos segundos!  

Comer despacio te ayudará a sentirte más satisfecho y previene la indigestión.

2) ¿Cubiertos de plástico para comida caliente?

Esto está mal ya que la comida caliente, como la sopa, hacen que la cuchara de plástico se caliente y expulse químicos dañinos. Intenta cambiarla por una cuchara de metal.

3) Tu almuerzo son básicamente carbohidratos.

Normalmente los almuerzos tienden a estar cargadas de carbohidratos, esto te lleva a un bajón de energía y para la media tarde ya querrás volver a comer.

4) No comes lo suficiente  en el almuerzo.  

Un simple sándwich o un tazón de cereal te pueden dejar con hambre y hasta te pueden hacer comer más durante el día. Haz que tus comidas de la mañana, tarde y noche sean iguales en tamaño para que tu apetito sea estable durante todo el día.

5) Comes el postre justo después del almuerzo.

Sé que el postre es una parte necesaria de tu vida, pero es mejor esperar para más tarde. Eligir algo más sano como un cuadrito de chocolate oscuro con mantequilla de maní, en vez de un helado, no sólo sería ideal, sino que te quitará el antojo por un rato.

6) Lanzar cubiertos en tu cartera.

En este caso, el cubierto puede mezclarse con las migajas que residen en el fondo de tu bolso, por lo que su lugar debe ser dentro del envase donde llevas el almuerzo.

7) Envase de plástico, calor y microondas.

No es muy buena combinación. Calentar de ésta manera tu almuerzo hace que también se caliente el plástico, lo que ocasiona que los químicos de éste se mezclen con tu comida. Utiliza envases especializados o de vidrio.

8) Desayuno para almuerzo.

Tus desayunos preferidos pueden saber igual de rico para el almuerzo, además son balanceados, económicos y fáciles de empacar.