El bicarbonato es un ingrediente súper económico, fácil de conseguir y práctico para muchísimos usos. Acá te dejo dos de ellos para que tu rostro luzca radiante.

Para tratar el acné

Mezcla una cucharada de bicarbonato con un poquito de agua, pueden ser algunas gotas. La textura debe ser pastosa. Coloca la mezcla en tu rostro y haz un masaje, sobre todo en las áreas problemáticas. Déjala reposar por algunos minutos, se secará un poco en tu rostro. Lava bien tu rostro con agua. Repite cada noche antes de dormir.

Seguro te interesan estos tips para cuidar tu piel.

Bicarbonato: el ingrediente mágico para remover impurezas de tu piel

Para aclarar las ojeras

La piel bajo los ojos es súper delicada. Para esta receta, debes hacer la misma mezcla que en la anterior, puedes usar té en vez de agua, lo importante es que la textura no sea pastosa sino más bien como un tónico.

Sumerge bolitas de algodón en la mezcla y colócalas en el párpado inferior. Déjalas por 15 minutos. Remueve con agua y luego aplica un humectante.