Quiero dedicarte hoy esta imagen, porque las metas se logran poco a poco con esfuerzo, sacrificios y mucha constancia. Tal vez no hayas llegado a tu meta aún, pero sabes que hoy estás más cerca de ella de lo que estabas ayer.

¡No te desmotives! Tu sí puedes.