READ IN ENGLISH

No hay duda alguna que una de nuestras preocupaciones principales al salir de casa en una noche de fiesta es lucir bellas. Pero, ¿qué ocurre cuando sabemos que nos vamos a encontrar con un largo buffet de comida en dicho evento?

A mi mente empiezan a llegar pensamientos como: me voy a hinchar, adiós a la dieta y,  seguro mañana me arrepiento. Esta situación es más común de lo que parece, y a pesar de que sabemos que vamos a querer comer algo en la fiesta, tengo truquitos para engañar a nuestro estómago y no caer en la tentación de comer demás… ¿Cómo lo haremos? Pues fácil, le haremos creer al estómago que no necesitamos comer antes y durante la fiesta.

Engaña a tu estómago antes y durante una fiesta…

  • Mastica chicle. Esta es una excelente trampa para engañar al estómago durante la fiesta, ya que las personas que mastican chicle consumen 67 calorías menos. Además ayuda a calmar la ansiedad y el estrés. Lee más sobre los beneficios del chicle aquí
  • Dile sí a las grasas saludables. Antes de salir, intenta comer algunos frutos secos o maníes; los cuales son grasas saludables. Éstos satisfacen y envían sensación de plenitud al cerebro.
  • Toma un vaso de agua. Agarra el vaso más grande que encuentres en tu cocina y llénalo hasta el tope con agua y bébelo hasta el fondo. Esto engañará a tu estómago haciéndolo sentir satisfecho por un tiempo.
  • Mitad de una toronja. Las personas que consumen la mitad de una toronja antes de cada comida, no sólo comen menos, sino que queman más grasas y se sienten saciados. Además aporta beneficios a las dietas gracias a su ácido cítrico.