Hace tiempo que vengo escuchando sobre los beneficios del té de kava, y no fue sino hasta hace poco que probé sus magníficas cualidades. No sé si lo más impresionante fue su sabor achocolatado o lo relajada que me hizo sentir.

El té de kava viene de antiguas prácticas milenarias y hoy quiero dedicarle el artículo a esos secretitos que quizás no sepas sobre este té.

Kava es una planta familia de la pimienta, y sus propiedades medicinales llevan en el conocimiento humano desde hace 3000 años aproximadamente. Sólo se utilizan las partes de la raíz y el tallo subterráneo para hacer bebidas, batidos, tés y extractos.

El té de kava y sus propiedades calmantes

Sus propiedades

La kava se utiliza a menudo para ayudar a las personas a relajarse, a dormir y para controlar síntomas hormonales como la menopausia. Se sabe de personas que lo utilizan para tratar el asma, infecciones urinarias y hasta como afrodisíaco.

Su uso más común es para tratar la ansiedad, por sus efectos calmantes. Para las personas que hacen mucho deporte o tienen dolores musculares, la kava tiene efectos y propiedades analgésicas naturales que pueden ayudar a combatir el dolor de manera natural y efectiva.

Infusión de kava-kava

La dosis que se recomienda de kava es de 250 mg. de extracto estandarizado, o bien una infusión ligera hecha con su raíz seca tres veces al día.

  • 1 cucharada de raiz seca de kava
  • 1 cucharada de jengibre
  • 3 tazas de agua

Preparación: Hierve el agua y en cuanto suelte el hervor, añade las hierbas, baja el fuego de inmediato y deja hervir a fuego bajo durante 15 minutos. Tapa la infusión y deja reposar al menos 20 minutos. Cuela y toma esta infusión a o largo del día según como lo vayas necesitando para relajarte.

Recomendaciones

Hay que tener cautela con las reacciones del cuerpo ante el té de kava, ya que produce sueño naturalmente. Evita conducir y hacer actividades que inquieran mucha concentración cuando bebas este té.

El té de kava, en mayores dosis a la indicada, puede causar intoxicación, desorientación, lesiones al hígado e insuficiencia hepática. No se debe beber durante el embarazo.