Siempre he admirado a quienes madrugan y tienen la fuerza de voluntad para vestirse e ir a hacer ejercicio. Eso de despertarme muy temprano me cuesta, y sobretodo si es para ir a quemar calorías ¡Pero yo me hablo a mi misma y me paro de la cama para hacerlo!

as personas que hacen ejercicio temprano son muchísimo más proactivas y distribuyen mejor su tiempo durante el día en múltiples actividades.

Es por eso que he decidido hacer un paso a paso de cómo podemos comenzar una rutina de ejercicio matutina sin que eso signifique un cambio radical, y se mantenga como un nuevo hábito adquirido. Créeme que te sorprenderás cuando comiences a realizar este nuevo entrenamiento temprano.

6 Pasos para comenzar una rutina de ejercicio matutina

  1. Comienza un día a la vez: empieza con objetivos pequeños pues son muchísimo más fáciles de lograr. Te recomiendo escoger una clase paga que te genere compromiso y que sea tempranito en la mañana (6am o 7am). Cumple tus clases durante 4 semanas.
  2. Paga tus clases por adelantado: Cuando quieras post-poner tu alarma, te acordarás de que ya pagaste las clases del mes y no querrás perder tu dinero. El compromiso mental va ligado al compromiso físico.
  3. Siente el cambio luego de hacer ejercicio matutino: ¡La energía que fluye es increíble! Te aseguro que después de la rutina te sientes lleno de vitalidad, el día parece rendir mejor, estás más concentrada, atenta y de mejor humor.
  4. Experimenta cómo rinde tu día entero: Antes perdías media mañana o media tarde haciendo ejercicio, y ahora que has hecho ejercicio en las primeras horas de la mañana, el tiempo parece haberse extendido y tienes muchísimo más tiempo para dedicarte al trabajo o algún hobbie.
  5. Crea grupos de apoyo: Puedes tener un amigo que te acompañe a hacer ejercicio, o simplemente un grupo de apoyo que te motive a seguir haciendo tus clases matutinas. El entrenamiento matutino te mantendrá con muchísima energía, y la puedes contagiar a tus compañeros de trabajo o amistades cercanas.
  6. Aumenta tu ritmo: después de un par de semana generando el hábito, deberías aumentar la cantidad de días que hacer ejercicios en la mañana. Primero comienzas con un día, luego dos, luego tres… y creces de manera paulatina.

¿Lo lograste? Date una recompensa. Ten un día de spa, o haz una actividad que querías hacer desde hace tiempo para celebrar que has logrado tus metas. Ve construyendo metas pequeñas, que poco a poco vas capitalizando y lograrás tu meta final. Alguna vez alguien me dijo que todo lo que necesita para crear un hábito son 30 días de rutina seguidas. ¿Lo hacemos?