READ IN ENGLISH

Nadie dijo que la vida fuera un camino de rosas. Día tras día nos enfrentamos a un mundo con obstáculos difíciles de superar, con situaciones complicadas y gente negativa que absorbe tu energía y te hacen pensar que no vales nada, ni que podrás llegar donde te propongas, por la simple razón de que ellos no lo han conseguido.

Ten en cuenta una cosa: para ser feliz no se necesita dinero, tener la mejor silueta del mundo o ser la más guapa del planeta, la clave del éxito está en ser positivos.

4 técnicas secretas para ser más positivo

Para conseguir ser más positivo en tu vida, te recomiendo que sigas estas 4 técnicas secretas:

1. Practica deporte

Hacer ejercicio es el mejor medicamento para luchar contra la depresión, el estrés y la tristeza. Con tan solo dedicarle media hora al día, tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

El organismo segrega una serie de hormonas llamadas endorfinas cuando hacemos deporte, que estimulan el estado emocional del individuo. Cuando una persona depresiva hace deporte, las endorfinas se liberan por el cuerpo, transmitiendo una sensación de felicidad que combate el estado anímico bajo.

2. Sé agradecido

Enfócate en todo lo bueno que te pasa y que tienes. Si es necesario coge un papel y un lápiz y elabora una lista de todo lo positivo que te rodea. Al hacer este ejercicio, esto te ayudará a pensar en lo afortunado que eres y la suerte que tienes. Lo que te llevará a ser más agradecido y detallista con las personas que te rodean y a darte cuenta de que todo no es o blanco o negro, hay otras tonalidades y opciones.

3. Disfruta de las experiencias, no de lo material

¿Sabías que el dinero no da la felicidad? Sí es cierto que nos ayuda a tener una vida mejor, más acomodada, pero no por ello seremos lo más felices del universo. Puedes tener mucho dinero y no tener a nadie con quien compartirlo, por ejemplo.

En cambio, algo que resulta muy reconfortante son las experiencias. Un estudio científico demuestra que el 75 % de las personas se sienten mejor cuando gastan su dinero en viajes, cursos, clases o alguna experiencia que le atraiga o motive, en lugar de gastarlo en algo material. Además hay muchas de estas actividades que son gratuitas y muy reconfortantes porque se conoce gente nueva y se rompe con lo preestablecido, estimulando al cerebro ante sorpresas y la exploración de cosas nuevas.

4. Haz todo lo que te propongas en el momento

Si hay algo que tienes que hacer, hazlo en el momento, ¿por qué dejarlo para mañana? Eso te producirá estrés y tensión, al saber que tienes algo pendiente y de peso. Elabora una lista con todas las tareas por realizar de la semana y ve tachando una a una las que vas ejecutando. Esta estrategia nunca falla y te hará sentirte mejor.

Edith Gómez

Twitter: @edigomben