Ouch! ¿Duele verdad?. Yo que siempre me cuido del Sol , fuí a la playa y estando en la sombra y bajo el paraguas me quemé mucho. Pasé por supuesto un poco en el mar, pero nunca pensé que me iba a quemar como cuando era niña. Ahora sufro las consecuencias ¿Tú también ?  Te recomiendo estos remedios que ya me estoy aplicando.

 

1. Leche Entera: Se sabe que los ácidos grasos y ácido láctico en la leche tienen propiedades calmantes para la piel quemada por el sol. Sumerge un paño suave o una gasa de algodón en leche entera fresca y aplica con cuidado a la zona lastimada. Haz esto durante unos 20 minutos, y posteriormente enjuaga con agua fría. Debido a la importancia del contenido de materias grasas de la leche, es importante que sea leche entera la que se use en este tratamiento.

2. El Agua : Cuando se expone al sol, tu cuerpo pierde agua y sales esenciales. La deshidratación se produce cuando el cuerpo pierde demasiado líquido, y comienza a reabsorber el líquido de la sangre y otros tejidos del cuerpo. Para evitar las consecuencias de la deshidratación, aumenta la ingesta de líquidos para asegurar de manera adecuada que tu cuerpo se mantenga hidratado para la recuperación óptima de la salud de tu piel.

3. Aloe Vera: esta planta con todas sus maravillosas propiedades es ideal para cuando quemas tu piel. sólo tienen que quitar la piel y las espinas que posee o parte puntiaguda , abrirla y exponer sus cristales. Esos cristales aplícalos en tu piel y siente su poder refrescante.

4.Manzanilla: Los taninos del té son el ingrediente activo en este remedio, lo que ayuda a calmar y aliviar algunas de las molestias de la piel quemada por el sol. Después de preparar una olla grande de té de manzanilla, deja que se enfríe por completo, y de preferencia agrega algunos hielos para apresurar el proceso;unge las zonas afectadas con una esponja suave o una toallita

5. Tomate: Mezclar 2 cucharaditas de jugo de tomate y una pizca de bicarbonato y aplicar en la zona quemada.  Dejar varias horas sobre la piel. También puedes cortar un tomate por la mitad, que ojalá esté muy frío, y pasar por las zonas quemadas.