READ IN ENGLISH

A pesar de que dicen que las personas que sufren de ansiedad son más inteligentes, la verdad es que es un sentimiento que causa gran inquietud y angustia por el que a nadie le gusta pasar.

Algunos de sus síntomas son el insomnio, mareos, falta de equilibrio, enojo, calambres, entre otros. Hoy les traigo 3 remedios caseros que les serán de mucha ayuda para calmar un ataque de ansiedad.

Remedio #1:

Aquellas personas que sienten ansiedad por la comida, pueden elaborar una infusión de lúpulo con una cucharadita de estas flores y ½ vaso de agua.  Se lleva el agua a ebullición y luego de retirarla del fuego se añade el lúpulo. Se deja reposar, y por último, colar.  Se toma al sentirse ansioso, pero no más de 2 o 3 tazas al día.

Remedio #2:

Llenar la bañera con agua un poco más fría que la temperatura del cuerpo, aproximadamente entre 35° y 36°C. Sumergir el cuerpo tanto como se pueda y quedarse en el baño por lo menos 20 minutos. Añadir agua a medida que sea necesario para mantener la temperatura del baño.

Remedio #3:

Mezclar en un recipiente 5 gotas de esencia de lavanda, 4 gotas de esencia de mandarina y 5 gotas de esencia de flores de naranjo. Luego, agregar 2 cucharadas de aceite de joroba. Con esta preparación se da masajes en el abdomen, y a lo largo de la columna vertebral con el fin de disminuir la ansiedad. A esta misma mezcla se puede agregar 2 cucharadas de sal, diluir en una jarra de 1 litro de agua caliente y colocar en la bañera para un baño de por lo menos 15 minutos.