Qué difícil es ser humilde muchas veces, tragarse las palabras y reconocer los errores… Es por eso que la reflexión de hoy va dedicada a todos esas personas que muchas veces se sienten intocables, indiferentes, orgullosas.

Capaz ser orgulloso en sí es algo que nos pasa desapercibido, sin embargo, cuando nos toca retractarnos sobre nuestras acciones, todo lo que dijo nuestro orgullo pesa el doble. ¡Y cómo incomoda!

El lunes pasado hablamos de la queja y de cómo aprender a convertirla en una oportunidad, es por eso que quiero invitarte a mi #MondayMotivation este próximo lunes, a las 9pm en mi muro de Facebook, tendrás todos los videos de los live pasados desde la página de ChicaNOL en Facebook.

Si te perdiste el de la semana pasada puedes revivirlo aquí