Al crecer, mi madre mexicana me exigiría que comiera alimentos como las fresas o uvas para beneficiar mi piel y siempre me decía : “Mira la cara de tu abuelita está super lisa, come tus fresas así cuando seas grande vas a ser como ella ” . Pero no fue sino hasta mis 30 años que descubrí que estaba tan en lo cierto sobre la conexión entre lo que estaba consumiendo y el colágeno que necesitaba mi piel.

Ahora bien , a través de mi aprendizaje con Chicanol , he entendido que SOMOS UN TODO , y utilizar productos de belleza que contengan colágeno le da una extra ayuda a mi piel , porque ella bastante hace y es un reflejo de como me siento y me veo.

El desgaste del colágeno produce problemas de la piel tales como arrugas, flacidez y otros signos de envejecimiento.

Hechos sobre el colágeno:

  1. El colágeno no es solo para los que practican deporte. También es beneficioso para reducir inflamación y dolor en las articulaciones por la actividad cotidiana
  2. El colágeno es una de las principales proteínas del cuerpo ya que proporciona la estructura de la mayoría de los tejidos conectivos en el cuerpo, incluyendo los huesos, los tendones, los músculos, los vasos sanguíneos y la piel.
  3. El desgaste del colágeno produce problemas de la piel tales como arrugas, flacidez y otros signos de envejecimiento.

El colágeno ataca a la celulitis y flacidez. Sus propiedades mejoran la firmeza y tensión de la dermis y además, combate la piel de naranja. El colágeno es excelentepara la piel flácida y ofrece excelentes resultados. El colágeno reduce las líneas de expresión y mejora la elasticidad de la piel.

Vamos a ver los tipos de colágeno que puedes comprar para la piel:

Natural: es el que puedes encontrar en tu organismo. Se genera de forma espontánea y es una de las partes básicas para la vida como la conocemos. Forma el tejido conectivo, órganos, huesos, articulaciones y casi cualquier tejido blando o duro del cuerpo humano.

Sintético: es el opuesto al natural. Se procesa en laboratorios y se sintetiza a partir de productos químicos. Las propiedades y beneficios son diferentes a los del colágeno natural. Puede producir alergia.

Marino: es natural y procede de fuentes como las escamas de pescado, partes cartilaginosas y tejidos con mucho contenido cartilaginoso.

Porcino: la diferencia con el colágeno marino es que su origen es el cerdo. En lugar de utilizar animales marinos la extracción es de las articulaciones y cartílagos de cerdos y reses.

Hidrolizado: sometido a la hidrólisis y diferentes procesos para miniaturizar moléculas, estas llegan a reducirse mucho. El proceso se lleva a cabo para darle una composición y consistencia perfecta para almacenar y conservar productos dedicados a la alimentación humana.

Liofilizado: tiene la diferencia con el hidrolizado que son utilizadas temperaturas bajo cero para su creación. En lugar del agua de la hidrólisis funciona con frío para procesar las proteínas. La desventaja es que pierde parte de sus propiedades en el proceso.

Soluble: directamente de productos naturales. Puedes llamarle también colágeno natural ya que tiene una manipulación mínima, justo la necesaria para poder extraerlo pero sin alterar sus cualidades fundamentales. Es muy importante no romper la cadena de temperatura y conservarlo siempre en un margen entre 10 y 23 grados centígrados.

Gracias a los avances puedes comprar cosméticos y productos con colágeno diferente. Unos son utilizados en cremas y geles y otros en complementos para la alimentación, es decir como suplemento.