A veces confundimos esto y sumamos kilitos indeseados a nuestro cuerpo. La próxima vez que te quieras comer la nevera entera, tomate un vaso de #agua.

¡No tienes hambre, tienes sed!

¡Feliz día!