Regálale el tiempo a tu familia. Ellos son tu tesoro más preciado, tus manos de soporte en la penuria, tus motivos de alegría, tus compañeros de dieta, tus pañuelos de llanto.

Hoy es un día para agradecer y estar agradecido.