Las épocas de frío son deliciosas porque podemos usar toda la ropa que nos gusta junta, es el momento de las botas, bufandas, chaquetas, sobretodos, etc.

Lamentablemente, en la temporada de frío también podemos experimentar enrojecimiento, falta de brillo, estiramiento y resequedad, ésta última por la deshidratación por vasoconstricción de los capilares, incluso más que en los días soleados de verano.

Cuando esto ocurre no hay renovación celular y como no sudamos, no existe lubricación de la epidermis, es decir, ésa es una de las funciones del sudor (¿qué tal?) y la calefacción artificial que tenemos en casa, también juega en contra porque evapora el agua de nuestra piel causando arrugas.

Así, que en estas épocas de frío debemos hacer especiales cuidados y atenciones diarias a nuestra piel como consumir mucha agua, limpiar e hidratar la piel, evitar los jabones y productos con alcohol, exfoliarse y nutrirse con esta receta que voy a darles y que sirve para todo tipo de piel:

  • 4 cucharadas de gel de aloe vera natural o 100% puro
  • 2 cucharadas de manteca de karité
  • 4 cucharadas de aceite de caléndula
  • 4 cucharadas de aceite de almendras dulces
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda

Extrae y lava el gel de las hojas de sábila, coloca en un frasco previamente esterilizado. Derrite en baño de María la manteca de karité, deja enfriar y agrega junto al resto de los ingredientes, agita la mezcla y aplica en tu piel con una esponja luego del baño o la limpieza de todas las noches.