Poseen el potencial económico equivalente a países como China e India combinados, son uno de los grupos de consumidores más grandes del mundo y además, representan el 49% de la fuerza laboral obteniendo la mayor cantidad de títulos de grado y postgrado en las mejores posiciones.

Sin embargo, la mayor parte de las empresas aún no lo saben ¿Quiénes son? ¡Las mujeres!

A pesar de haber sido catalogadas durante muchos años como un objeto decorativo, un ama de casa o una simple distracción, la mujer siempre ha jugado un papel fundamental en el desarrollo económico del mundo. Es por esta razón que cada día que pasa el poder femenino está tomando las riendas de organizaciones y ocupando cada vez más cargos importantes.

Rompiendo los paradigmas…

De cada 100 empresarios que existen, 9 son mujeres y aunque las mismas reciban un sueldo de alrededor de 24% menos que los hombres, y las cifras sean realmente desalentadoras, según el Informe de Desarrollo Humano de la Naciones Unidas, muchas de ellas han decidido romper con este paradigma y salir al mundo a conquistar los negocios.

Gracias a estas mujeres emprendedoras es que hemos podido ubicarnos en una nueva era, donde tanto hombres como mujeres pueden contar con independencia económica, alta estima laboral y habilidades igualitarias. Todas estas características que les permitirán obtener buenos resultados profesionales y convertirse en piezas valiosas dentro del mundo del marketing y los negocios.

Poder femenino en los negocios

Algunos de los puestos donde las mujeres han logrado destacar con mayor facilidad en el ámbito laboral son: Directora de Administración, Directora de Planeación Estratégica, Directora de Relaciones públicas y Directora de Marketing. Escuchar el nombre de una mujer ocupando uno de estos importantes cargos no es una novedad, ya que son por naturaleza en estos últimos años los cargos preferidos de las mujeres emprendedoras.

De hecho este último puesto es uno de los preferidos del género femenino, con un porcentaje de ocupación del 42% obteniendo resultados que superan las expectativas. Y este fenómeno nos hace preguntarnos ¿Cuál es ese poder que poseen las mujeres dentro de este mundo del marketing y los negocios?

Resulta que por la misma razón por la cual una mujer ha sido considerada el comprador o consumidor número uno del mercado, también ha empezado a jugar un rol muy importante en el diseño de productos o servicios que se adapten a aquello que han estado buscando y que lleguen de manera eficiente a los consumidores.

Esto quiere decir que una mujer que antes solo era considerada como consumidora, ha pasado a ocupar un rol capaz de aportar un punto de vista que antes no estaba presente en el ámbito corporativo de una empresa.  Y estos puntos de vista pueden poseer aspectos emocionales, racionales o incluso pueden convertir una gran idea, en una idea practica que revolucione el mercado.

Marketing para mujeres

Aunado a la gran ocupación femenina en importantes ámbitos laborales del marketing y los negocios, en los últimos años se ha generado una de las propuestas más inteligentes de todas. Se trata del marketing para mujeres y de la forma en la cual ellas se ven representadas de manera realista en una marca.

Esta propuesta se ha encargado de hacernos entender que sobre la base de que “las mujeres son más emocionales y los más hombres racionales” no es posible construir una buena estrategia de marketing. Pero para poder influir sobre el comportamiento de las mujeres en el marketing de manera exitosa es necesario cumplir con cuatro pasos:

1.      Entra en la mente de ellas

Es necesario comenzar a pensar y sentir como mujer para poder llegar a este mercado. Para dirigir de manera positiva las acciones de marketing y comunicaciones, resulta indispensable comenzar a pensar más allá de las tensiones culturales. Al hacerlo podrás dirigirte de manera adecuada a ellas llegando a los puntos clave.

2.      Innova

Como regla general de la vida, al usar los mismos métodos una y otra vez, lo único que se conseguirán serán los mismos resultados. De esta forma es indispensable investigar y crear productos innovadores que dejen una verdadera huella en el mercado femenino ¿Y cuáles son estos productos? Aquellos que simplifican, ahorran tiempo, permitan conciliar varios aspectos de la vida y sobre todo, las identifican como mujeres.

3.      Toma en cuenta su opinión

Tener como principal fuente de retroalimentación a una mujer es una de las ideas más brillantes de este tipo de marketing, ya que esta interacción será capaz darte a conocer enteramente qué es lo que necesitan de la propia fuente. Y la mejor manera de hacerlo es mediante las redes sociales, ya que se estima que ellas poseen al menos el triple de seguidores en redes como Twitter, Instagram y Facebook que los hombres ¡Usa estas herramientas!

4.      Replantéate todas las estrategias

Recuerda que desde que la mujer pasó de ser una simple ama de casa a protagonizar el mundo de los negocios, el mercado de la ropa, perfumes, joyas y cosméticos dejaron de ser los únicos productos que desean encontrar.  necesidades Susestán basadas en aquellas cosas que les permitan alcanzar sus metas profesionales y disfrutar, sin tener que renunciar a su feminidad.