¿Has escuchado alguna vez sobre la terapia de sonido? Es impresionante cómo podemos sanar mediante terapias no convencionales no invasivas. La terapia de sonido es parte de la medicina no convencional, y sus métodos futuristas sirven para eliminar dolencias.

Te preguntarás cómo funciona esta terapia de sonido y la respuesta es sencilla. La sesión es un masaje sonoro estimulante, donde se utilizan instrumentos metálicos llamados cuentos tibetanos y cuentos de cuarzo. El sonar de los mismos produce una armonía de naturaleza sanadora.

Lee más sobre la terapia del color

Imagina sentarte, con los ojos cerrados, y tu mente concentrada únicamente en el sonido que produce el terapeuta con los cuencos. Estos cuencos han sido creados en la antigüedad para despertar la conciencia y curar enfermedades tanto físicas como mentales, alinear el espíritu y el cuerpo.

Los cuencos tibetanos están compuestos por una aleación de siete metales: plata, oro, mercurio, estaño, plomo, cobre y hierro y forjados de forma artesanal.

¿En qué puede ayudarte la terapia de sonido?

  • Ofrecen una relajación y meditación profunda que relaja el cuerpo y estabiliza las emociones.
  • Es una terapia fabulosa para equilibrar los chakras, y pasar de un estado alterado de ansiedad y estrés, hacia un estado de paz y serenidad.
  • Las personas que lo prueban experimentan una mayor claridad mental, aumento de la creatividad, mejor concentración y sensación de productividad.
  • A nivel físico permite curar las enfermedades con las alineaciones energéticas del cuerpo. (Lee más aquí sobre el método tensergético)
  • Elimina las inflamaciones por estados de ansiedad, depresión, hiperactividad e insomnio.
  • Hace que los sistemas biológicos funcionen con más homeostasis. Tiene efectos sobre el plano emocional que influye en los neuro transmisores, que ayudan a regular los sistemas corporales.