Se que muchos han hablado del éxito, de los pasos que hay que seguir para lograr ser exitoso, de nuestras motivaciones, aspiraciones, objetivos de vida… Y de lo que depende lograr o no el éxito. Pareciera que nuestra estabilidad emocional, social, económica y de vida dependiera de ser o no exitosos.

Pero… ¿Quién dictamina qué es ser exitoso? 

Muchos tendrán en su proyecto de vida objetivos a largo y corto plazo. Y creo que lo más importante del camino hacia el éxito es disfrutar cada uno de los momentos que lo componen. Porque no hay nada más triste que lograr tus objetivos con el alma en los pies, solo, amargado, entristecido. En fin, ser feliz pareciera ser el fin último del ser humano, y por ende es la forma clara y precisa de decir: ¡He tenido éxito en la vida!

El éxito por lo tanto no se mide en cuánto tengo, sino en con quién comparto lo que tengo. El éxito dejó de ser lo que hago, sino lo que soy y me hacer verdaderamente feliz.

El éxito no sólo es un escalón al que llegas y listo. Sino que el éxito es esa suma de pequeños esfuerzos que se suman todos los días.

¡Haz del camino algo divertido y tendrás éxito garantizado!