READ IN ENGLISH

Con la moda de los cabellos de colores de colores, cada vez son más las personas que van a los salones de belleza a pintar su cabello.

Ya sean unos reflejos, color en las puntas, o cambiarse por completo el look, el tinte de cabello repercute en nuestra salud capilar. Confieso que me encantaría poder pintarme el cabello de un morado intenso.

¿Sabes lo que le hace el tinte a tu cuero cabelludo?

Los tintes de cabello tienen amoníaco, que levanta literalmente las enzimas de la cutícula del cabello. El mismo, tiene un par de barreras protectoras del cuero cabelludo que protegen las hebras del cabello de cualquier agente externo.

Para fijar el color, el amoníaco rompe con esas barreras. Este producto químico eleva el pH del cabello lo cual rompe nuestro cuero cabelludo y la cutícula protectora del mismo.

Lee también: Cómo utilizar tintes naturales y ecológicos.

Volver a tu color inicial será prácticamente imposible, porque los tintes tiene peróxido el cual destruye por completo la pigmentación de tu cabello. Si tu cabello es oscuro, tendrán que decolorarlo, rompiendo con le pigmento natural del cabello.

Si lo sientes reseco y quebradizo luego de colocarte el tinte, es porque el peróxido rompe tu cabello y lo permea.

Se estima que al menos 4 personas de 100 sufren reacciones alérgicas a los tintes del cabello, por lo cual hay que tener mucho cuidado.