Muchas veces nos sentimos desanimados, pensando que la vida no es justa con nosotros.

Te tengo una noticia: atraes lo que proyectas. Cuando eres negativo, atraes justo lo contrario a lo que quieres y tu corazón desea.

Tienes el derecho a molestarte, descansar un momento, detenerte e incluso cuestionar lo que estás haciendo, pero por favor… ¡No te desanimes! Sal a flote, no dejes que pensamientos negativos se apoderen de ti. Sé positivo, trabaja duro y lo mejor vendrá.

Hoy es un nuevo día, una nueva oportunidad. Ayer ya pasó y mañana no sabes si vendrá, por eso hoy: ¡sé positivo, paciente y persistente!