El cáncer es una enfermedad silenciosa cuyo diagnóstico temprano puede salvar muchísimas vidas. No quiero ponerte paranoica, algunos de estos síntomas son muy comunes, pero es muy importante consultar siempre con tu médico, sobre todo si su origen es inexplicable.

10 síntomas del cáncer que pasan desapercibidos

1.- Pérdida drástica de peso.

La pérdida de peso sin razones conocidas puede ser síntoma de cáncer de páncreas, esófago, estómago y pulmón.

2.- Fiebre

En el cáncer la aparición de la fiebre es posterior a la propagación del mismo desde el lugar en el cual se originó.  Puede ser también, en algunos casos excepcionales, signo temprano de leucemia o linfoma.

3.- Fatiga

Si el cansancio es extremop y no mejora a pesar del descanso, puede significar presencia de cáncer (o falta de vitaminas, consulta con tu médico siempre).

4.- Cambios en la piel

No solo el cáncer de piel causa cambios en la misma, otros tipos de cáncer pueden causar endurecimiento, enrojecimiento, hiperpigmentación, coloración amarillenta en piel y ojos o aparición excesiva de vellos.

5.- Cámbios en el hábito de evacuación

La presencia de sangre en la orina, dolor al orinar o cambios en la frecuencia de en la que vas al baño pueden ser causados por cáncer de vejiga o próstata. El estreñimiento extremo o la diarrea que no se detiene, además de un cambio en el tamaño o color de las heces, pueden ser síntomas de cáncer de colon.

6.- Heridas que no cicatrizan normalmente

Si una herida o llaga en la boca no cicatriza normalmente (menos de cuatro semanas), consulta a tu médico.

7.- Sangrado

El sangrado anormal puede ser signo de cáncer. Toser con sangre puede ser signo de cáncer de pulmón, y sangre en el recto puede significar cáncer de colon o de recto. El sangrado vaginal fuera de lo normal puede ser señal de cáncer de útero, y en la orina puede ser señal de cáncer de riñón o vejiga.

8.- Endurecimiento en cualquier parte del cuerpo

Si palpas algún endurecimiento en la piel, especialmente en senos, testículos, ganglios linfáticos y otros tejidos blandos del cuerpo, consulta a tu médico.

9.- Dificultad para tragar

Tener dificultad para tragar durante mucho tiempo puede ser un signo de cáncer de esófago, de estómago o de faringe.

10.- Tos persistente o ronquera

El cáncer de pulmón a menudo se presenta a través de la tos persistente. Si persiste luego de tres semanas es recomendable consultar con un médico. La ronquera puede ser un signo de cáncer de laringe o de la glándula tiroides.

¡La prevención es la clave!