Vivimos en una cultura que venera la confianza en sí mismos y la seguridad en sí mismos, pero resulta que puede haber un mejor enfoque para el éxito y el desarrollo personal: la autocompasión.

Si bien la confianza en uno mismo te hace sentir mejor acerca de tus habilidades, también puede llevarte a sobre estimar esas habilidad

La autocompasión, por otro lado, alienta a reconocer tus defectos y limitaciones, permitiéndote verte desde un punto de vista más objetivo y realista.

Ambos tienen sus méritos, pero muchos expertos creen que la autocompasión incluye las ventajas de la confianza en uno mismo sin los inconvenientes de andar todo el día pensando que somos seres que lo debemos lograr TODO.

La auto compasión le gana a la autoestima porque …

¿Que tal si todo no se puede?

¿Dónde quedan los capitulos de libros de motivación?

Por ejemplo libros como el “secreto ” vendiendo la fórmula perfecta para una vida perfecta.

Mucha gente piensa que la autocompasión es débil, pero es todo lo contrario. La autocompasión te anima a aceptar una realidad más objetiva.

Al pasar de los años he construido una pared. Es una pared alta , que pinto de colores y me gusta imaginar mi vida de esa manera. Y no es precisamente la pared lo que me llama la atención , sino , las ranuras o rendijas que me ha hecho la vida, esas arrugas inborrables del alma que hacen que sea lo que hoy soy, imperfectamente perfecta. Grietas que a veces tapo con un poco de cemento para disimularlas mientras otros me ven , espacios que lleno con risas y lágrimas.

Hoy quiero dejar de pintarlas y enseñarlas, porque estoy viva y esto me hace sentir que esa autocompasión que debo tenerme es lo que me hace conectar con la realidad.