fbpx

READ IN ENGLISH

El año se acaba y antes de empezar un nuevo ciclo quiero compartir algunos rituales para iniciar con buen pie el 2018… ya que mis queridos lectores, de que vuelan, vuelan.

Tradicionalmente, he adoptado una limpieza profunda de mi casa para cerrar el año (pero de forma ecológica). Primero porque de esa manera, no me dan alergias y segundo, porque quiero que mi casa esté muy light, o ligera para recibir mucha buena vibra.

¡Hay muchos métodos muy sencillos y efectivos, sin tener que meterse en complicados rituales mágicos!

1. Uno de los métodos más efectivos que conozco es limpiar con agua, vinagre y sal; claro que si los suelos son de madera, no se debe usar sal, solo el agua y vinagre, y después, echar un poco de sal gorda en las esquinas. Cuando se hace éste tipo de limpiezas, se debe complementar limpiando los cristales de las ventanas con amoniaco y poniendo ramilletes de lavanda en las habitaciones, para mantener limpio el ambiente, además de perfumar agradablemente.

Chocolate y café2. Otro método muy efectivo es quemar café, como si fuera incienso, en un saumerio, en este caso, conviene salir de la casa durante una hora y, al volver, abrir las ventanas y ventilar bien, además de poner algún incienso que nos guste, esto es porque el café al quemar hace una estupenda humareda, pica en los ojos y huele muy fuerte (yo diría que apesta).

3. Una buena forma de romper las energías estancadas y ponerlas en movimiento es, una vez hecha la limpieza a fondo, esa en la que se lavan las cortinas y se reordenan los armarios, coger dos tapaderas de tarteras grandes y batirlas, como si fueran platillos, por las habitaciones. En esto los niños pueden ayudar, que se lo pasarán genial; después hacemos lo mismo, pero con una copa y una cucharilla, para arrancar un bonito “tinnn” al cristal.

4. Relacionada con el sonido, otro método de rituales para la limpieza, incluye poner música, recomiendo de monjes tibetanos, algo que te haga sentir tranquila, relajada y ligera.

5. También tenemos el tarden de velas, es decir, encender una vela negra y otra blanca, en cada habitación de la casa, sin olvidar acompañarlas por un vasito de agua y un palito de incienso, preferiblemente de lavanda o limón.

Y si los quieres en video…puedes acompañarme en este paseo por los diferentes rituales para despedir el año. ¿Cuéntame qué te parecieron?