Dicen que para hacer que los niños consuman comida sana debemos comerla nosotros. ¡Eso es muy cierto! Pero muchas veces no es suficiente.

Hoy te voy a mostrar algo que nos ha ayudado muchísimo a que nuestras niños reciban la comida sana mucho más fácilmente.

El secreto está en involucrarlos en la comida.

A los niños les encanta compartir tiempo y actividades con sus papás (¡sobre todo cuando están pequeños!), y muchas veces no los dejamos participar por miedo a que se lastimen o a que tiren algo.

Por eso acá te doy unas ideas para hacerlo de forma segura y sencilla:

  • Pídeles ayuda para escoger las verduras que más les llamen la atención en el mercado, o las frutas que más les gusten.
  • Deja que te ayuden en la cocina con tareas sencillas, como partir los huevos o mezclar algunas preparaciones.
  • A la hora de servir, pregúntales qué plato quieren usar, o ponles la comida de alguna manera que se vea simpática o divertida para ellos.

Por muy pequeña que parezca la participación, ellos estarán felices de hacerlo y eso hará más probable que luego quieran comer lo que ellos mismos ayudaron a preparar.

Otros de mis trucos para que los niños coman más sano:

  • Agrega un poquito de queso rallado, mayonesa, o crema (nata) de leche a las verduras.
  • Mezcla verduras picadas muy fino en el arroz durante la cocción.
  • Ten siempre a disposición fruta fresca y ponla en un lugar visible.
  • No tengas jugos ni refrescos en casa.
  • Ofrece frutas, nueces, almendras y yogurt natural en la merienda.

Espero que te sirvan estos consejos, y que los pongas en práctica.

¿Tienes otros trucos o secretos para hacer que tus niños coman sano más fácilmente?

También te puede interesar: Lava tus verduras correctamente.
Temas relacionados: ¿Qué es y cómo ser padres respetuosos?

Maricarmen Grisolia Mi Nueva Dieta

Facebook