READ IN ENGLISH

Siempre me encuentro navegando por Internet, leyendo y buscando cosas que compartir con todos ustedes. Hoy es miércoles de salud, y quiero variar un poco el enfoque, llevándolo hacia el tema de las curiosidades, esta vez, sobre los olores corporales.

En el cuerpo humano existen aproximadamente 50 mil glándulas sudoríparas, las cuales producen más o menos 1 litro de sudor diario, donde se expulsan toxinas nocivas para nuestro organismo. Los pies y las axilas no están ajenos a esta realidad, y son algunas de las zonas del cuerpo que presentan frecuentemente olores fuertes. Cuando somos niños, no generamos ningún tipo de mal olor. ¡Y no estamos obligados a utilizar desodorantes!

Nuestro olor corporal es único, nadie va a oler igual que nosotros, es como una huella digital y depende de factores como la dieta y procesos químicos que se desarrollan en el cuerpo. El aroma particular de cada quien, es el reflejo de lo que come y se evidencia nada más y nada menos que en el sudor.

Como dato interesante, un estudio realizado por científicos de los Países Bajos ha constatado que los olores forman parte de la comunicación con nuestros semejantes y permiten la sincronización emocional, gracias a las sustancias químicas presentes en el sudor.