¿Has tenido alguna vez puntos negros en tu rostro? La respuesta más segura en que sí, pues en la zona de la nariz y sus alrededores se acumula la mayor cantidad de grasa por ser una zona porosa por naturaleza. Así que lo más probable es que alguna vez hayas tenido un horrible y doloroso punto negro en tu rostro.

La mayoría de las mujeres sufren de estos fastidiosos puntos negros, y aparte de lo incómodos que pueden resultar, a veces son super difíciles de disimularlos con nuestros maquillajes y truquitos. ¿Por qué existen los puntos negros? No se consideran barritos, sino acumulación de suciedad, piel muerta y grasa acumulada en los folículos pilares. También puede interesarte: Minimizador de poros natural  No hay nada mejor que los tratamientos caseros para limpiar a profundidad el rostro. Estos tratamientos pueden ayudarte a secar tu piel y eliminar el exceso de aceite que genera barritos y puntos negros. Tener rutinas de limpieza te va a ayudar a lograr resultados contundentes.

Elimina los puntos negros definitivamente de tu rostro siguientos estos tips

Exfolia tu piel al menos una vez a la semana

Puedes hacer una o dos veces a la semana, para limpiar a profundidad tus poros con una mascarilla exfoliante. Prepara la pasta según la mascarilla que más te guste y masajéala con movimientos circulares. Déjala descasar unos minutos y luego enjuaga con agua tibia. La constancia en esta rutina es vital para ver resultados.

Lava tu cara con miel

La miel es un excelente aliado a la hora de eliminar los puntos negros de la nariz de manera definitiva. Coloca un poco de miel en la zona con la mayor concentración de puntos negros, y ayudándote con la yema de tus dedos tira de ella como quitando rápidamente tus dedos. Repite durante 3 a 5 minutos y luego enjuaga con agua tibia. También puedes probar la mascarilla de miel y azúcar que es perfecta para exfoliar y limpiar a profundidad la piel.

Tratamiento con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene muchísimas ventajas, además de propiedades antisépticas y astringentes. Puedes probar estos 2 tratamientos fáciles de preparar:

  • Tratamiento local: Mezcla 2 cucharadas de bicarbonato con 2 cucharadas de agua. Esta pasta homogénea se debe aplicar en el rostro por 15 minutos, luego lavar con agua y utilizar una crema humectante.
  • Mascarilla facial: Mezcla en partes iguales agua y bicarbonato, y luego añade una cucharada de jugo de limón. Aplica la mezcla en la cara y deja por 10 minutos. Lava con agua tibia. Es importante que no te expongas al sol con esta mezcla, pues puedes manchar tu cara.