La hipertensión o tensión alta quiere decir que tu corazón está trabajando de más para bombear sangre a todos los rincones de tu cuerpo, lo cual puede provocar muchísimas complicaciones en tu salud, como ataques cardíacos, trombosis arterial o desórdenes renales.

Mejor conocida como “asesina silenciosa”, la hipertensión tiene síntomas claros que podrían ayudarte a tratarla a tiempo, antes de que sucedan complicaciones en tu salud. Consulta a un médico si experimentas: mareos, dolor de cabeza, sangrado nasal, falta de aire, sonido en los oídos, mejillas rojas, sudores sin explicación, nerviosismo, cansancio, falta de sueño, debilidad y palpitaciones rápidas en cualquier parte del cuerpo.

Lee también: Alimentos para reducir la presión arterial

No existe una edad predeterminada para la hipertensión, pero las personas mayores a 30 años son más propensas a sufrirlas. La presión alta podría dañar tus órganos poco a poco, por lo que es importante hacer chequeos frecuentes para monitorear nuestra presión arterial.

Si sufres de alta tensión debes llevar una dieta baja en grasas y sal, y hacer ejercicio constantemente. También puedes conseguir ayuda de la naturaleza al preparar estos remedios para calmar tu flujo sanguíneo.

Controla la tensión alta con esta receta

Batido de limón con perejil

Los diuréticos como este batido ayudan a eliminar líquidos retenidos que ayudan a aumentar la presión alta.

Ingredientes:

  • Limón entero
  • perejil al gusto

Preparación: Mezcla todo en la licuadora y toma en ayunas.