Un cereal versátil es el mejor acompañante de las comidas, eso lo sabe un buen cocinero. El arroz, es un grano que aporta muchos beneficios para tu salud como vitaminas, minerales y proteínas, mejora el sistema nervioso y ayuda a que te sientas satisfecho

En mi opinión, el arroz es el preferido para servir y crear nuevos platos, en la mesa asiática es imprescindible, lo hemos probado dulce incluso y no tenerlo causaría un descontrol en la dinámica de alimentación del hogar.

Por eso, se me ocurre que  pensemos en la mejor forma de consumirlo ¿blanco o integral?

¿Sábes cuál es la mejor forma de consumir el arroz?

El arroz blanco posee menos calorías, sodio, azúcares, grasas totales y saturadas que el arroz integral y es de fácil digestión, pero te has preguntado el ¿porqué se recomienda más este último?

Comenzaré por decir que el mayor beneficio del arroz integral es que tiene dos veces más fibra que el blanco por su capa externa, la cual se encarga de limpiar todo el sistema digestivo y aporta más vitaminas y minerales a tu salud, previniendo incluso el cáncer de colon.

Otro factor que te interesará saber es que el cuerpo no lo absorbe tan rápido, por lo que brinda saciedad por mayor tiempo sin alterar glicemia, insulina y no permite la absorción de azúcar, por lo que es muy recomendado para los diabéticos o quienes tienen tendencia a padecerla, mientras que el blanco representa un mayor riesgo de diabetes tipo 2.

¿Mi recomendación?

Lávalo y/o remójalo antes de cocinar y coloca una porción de arroz por tres de agua para que disminuya su dureza y quede con la misma textura que el arroz blanco.


¿Intolerante a la lactosa? Prepara leche de arroz casera