READ IN ENGLISH

El hierro ayuda a combatir la anemia y, gracias a Popeye, sabemos que en la espinaca encontramos este importante mineral (aunque contrario a lo que se piensa, no es el alimento con más hierro que existe).

También sabemos que para obtener potasio debemos comer bananas, y si necesitamos calcio, nada mejor que consumir lácteos.

Pero existen minerales olvidados, de los que nadie habla; y aun cuando son necesarios para que nuestro organismo funcione de manera correcta, absurdamente los dejamos a un lado; el magnesio es uno de estos.

Descubre el poderoso y olvidado magnesio

Este mineral es asombroso; es anti inflamatorio y sirve como relajante muscular, pues permite eliminar las tensiones de nuestro cuerpo. Además, es necesario para la formación de dientes y huesos, ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico, y es bueno para la salud del corazón.

También favorece la transmisión de señales nerviosas: reduce los niveles de estrés y previene la ansiedad, lo que influye en la calidad de nuestro sueño. Asimismo, mejora la digestión, regula los niveles de azúcar, y sirve para desintoxicar nuestro cuerpo.

Quienes presentan deficiencia de este mineral pueden sentirse dispersos, cansados, débiles e inapetentes. Posiblemente presentan problemas gastrointestinales, y sufran calambres musculares, anemia y migrañas. Quizá se irriten fácilmente, tengan palpitaciones y se sientan nerviosos. Si queremos obtener este mineral de forma natural, sólo debemos consumir semillas de calabaza y sésamo; así como frutos secos, especialmente almendras. También cereales integrales como el arroz, al igual que granos, vegetales de hojas verdes, pescado, pan integral y cacao.

El magnesio debe tener un peso importante en nuestra salud; después de todo, el endocrinólogo venezolano Ludwig Johnson asegura que “Dios es de magnesio”.

#ProTip: Puedes aprovechar que el chocolate amargo contiene esta milagrosa sustancia y, mientras beneficias tu salud, le das un gusto a tu paladar. ¡Lo mereces!

 


erika de paz