READ IN ENGLISH

Ese dolor muscular que te está molestando desde hace tiempito se puede mejorar con árnica, una planta utilizada desde la Edad Media para tratar lesiones, inflamaciones y dolores musculares. Ya sea en aceite, crema o gel, el árnica es una manera efectiva y natural de mejorar tu salud.

La naturaleza nos brinda todo lo que necesitamos.. ¿Lo dudas? Existe una planta llamada Árnica Montana, conocida por ser un excelente antinflamatorio natural recomendado por médicos, herboristas y homéopatas. Es excelente para curar lesiones menores, moretones, esguinces, dolores, hinchazones, problemas relacionados con los huesos, tendones o músculos.

Las flores de la planta contienen aceites esenciales, flavonoides, taninos, cumarinas, fitosteroles y alcaloides, lo cual produce un efecto antinflamatorio, analgésico, antiséptico, antibacteriano, antifúngico y cicatrizante. Normalmente se suele aplicar de manera externa en las zonas problemáticas.

Estas son las mejores propiedades del árnica

  • Es analgésico: Alivia el dolor de esguinces, contusiones y otras lesiones
  • Es antinflamatorio: reduce la hinchazón y los moretones por su compuesto de helenalina.
  • Es antimicrobiano: combate de manera efectiva las irritaciones menores en la piel
  • Estimula la circulación sanguínea: por tu poder rubefaciente.
  • Actúa como relajante muscular: aplicado a manera de infusión, como la infusión de lavanda, puede aliviar la tensión muscular (cervical y focalizada en el cuerpo=

¿Has utilizado alguna vez algún remedio de árnica?