Imagina por un segundo un relajante baño caliente con sales de baño naturales… rodeado de esencias y velas, escuchando música relajante y disfrutando una copa de vino tinto.

Suena increíble, ¿no? La hora de bañarnos es el momento para consentirnos, liberar la tensión y descansar después de un largo día.

Las sales de baño naturales ayudan a :

  • Relajar la mente y los músculos
  • Mejorar la circulación
  • Estimula las articulaciones
  • Dilatar los poros con un efecto detox en el cuerpo.

Gracias a esta dilatación, los aceites y hierbas de las sales de baño se absorben más rápidamente por la piel, beneficiándose de las propiedades.

Hoy quiero traerte unas sales de baño naturales para que hagas en casa. Existen muchos tipo de sales con beneficios para nuestra salud y efectos de relajación.

Funcionan excelentes para regalos casuales, o simplemente para tener en el baño cool. Necesitarás como elemento base la sal marina y aceites en su forma pura o natural.

#protip: Muele las mezclas con batidores o procesadores de acero. La madera o el plástico pueden afectar las propiedades de tus sales de baño.

Sal de baño Relax

  • ¼ de taza de sal marina
  • 6 gotas de aceite de lavanda
  • 6 gotas de aceite esencial de geranio
  • 6 gotas de aceite esencial de rosas
  • 2 gotas de aceite de palisandro

Sal de baño Cítrica Energizante

  • ½ taza de sal marina
  • 8 gotas de aceite de naranja dulce
  • 4 gotas de aceite de limón
  • 6 gotas de aceite esencial de mandarina
  • 4 gotas de aceite de pomelo

Sal de baño Femenina de Rosas

  • 1 taza de sal marina
  • 2 cucharaditas en polvo de pétalos de rosa disechados
  • 12 gotas de aceite de geranio
  • 6 gotas de aceite esencial de rosas

Sal de baño Pacífica

  • ½ taza de sal marina
  • 6 gotas de aceite de jazmín
  • 6 gotas de aceite de rosa

Sal de baño para la Inspiración

  • ½ taza de sal marina
  • 8 gotas de aceite de lavanda
  • 4 gotas de aceite de romero
  • 4 gotas de aceite de geranio
  • 4 gotas de aceite esencial de limón

Aplicación:

Muele la sal con los aceites naturales. Vierte un cuarto de taza en tu bañera (tina) y reposa tu cuerpo en esta agua sanadora. Puedes añadir colorantes naturales, aptos para la piel para darle color a tus sales.

¿Qué te parecen estas sales de baño naturales? Son facilísimas de hacer y te darán un merecido descanso. ¡Te invito a apapacharte y darte un tiempo solo para ti misma!

Si quieres más ideas, te recomiendo leer mis mejores baños  de verano. ¡Una delicia!